• Suscribirse
Llámanos: 651591989

Noticias 140 Comunicació

Errores de las empresas en Facebook: crear un perfil en lugar de una página

paginas-facebookUno de los errores más frecuentes de algunas empresas, instituciones y, en mayor medida, asociaciones o entidades en Facebook es crear un perfil en lugar de una página. Y eso que las reglas del juego están claras: una organización, institución, marca, celebridad o personalidad debe tener una página en lugar de un perfil según manda la gran red social y de no ser así, el perfil puede ser cerrado.

Aunque en pocas ocasiones sucede, es mejor que para evitar que Facebook cancele el perfil, se migre el usuario de perfil a página siguiendo un sencillo procedimiento que encontraréis en este enlace. Eso sí, es importante saber que se perderá toda la información publicada hasta la fecha, por lo que hay que hacer una copia de seguridad antes de toda la información (back up), que puede posteriormente subirse a la nueva página. Esta copia puede hacerse desde el apartado “Configuración de la cuenta” del perfil, pinchando el enlace “Descargar tu información”.

¿Por qué es mejor migrar un perfil a página que crearla desde cero, si se pierde la información? Pues porque el número de amigos se mantiene. Esta vez, pasan a ser seguidores pero lo importante es que no se parte desde cero, teniendo que mandar invitaciones y iniciando tu andadura con cero seguidores.

Tener una página y no un perfil tiene sus ventajas y algún pequeño inconveniente que a continuación enumeramos:

Ventajas:

  • Estadísticas: una página permite saber qué número de visitas has recibido, cuantos nuevos “likes” tienes, qué usuarios te han visitado por franjas de edad, sexo, procedencia, cuáles de tus publicaciones han tenido un mayor alcance, etc. En definitiva, un cómputo numérico de cómo funciona tu página en Facebook, cosa que tu perfil no puede darte.
  • Sin límite de seguidores: el perfil solo permite tener 5000 amigos máximo y la página no tiene límite de seguidores. Tu seguidor 5001 no se verá excluido de estar en tu círculo si tienes página en lugar de perfil.
  • Visibilidad total: si tienes página, esta puede ser visible incluso si no tienes un usuario creado en Facebook. O sea, sin estar logado. Esto permite que Google indexe las páginas y sean encontradas a través del buscador más famoso.
  • App-friendly: las páginas permiten la inclusión de muchas aplicaciones bajo la foto de cabecera: puedes incluir en ellas el timeline de Twitter, enlaces con tus cuentas de Flickr, Youtube, Vimeo…
  • Mensajes a todos los seguidores: los perfiles no permiten enviar un mensaje a la vez a todos tus amigos. En cambio, con una página, puedes contactar a la vez con todos tus seguidores.
  • Multiples administradores o redactores: una página permite que varias personas puedan administrarla o redactar en ella dependiendo del rol asignado. Es decir, no se necesita un mismo email y contraseña sino que varios empleados pueden publicar desde sus perfiles personales (pero publicando con el nombre de la página) si se les nombra “administradores” o “publicadores de contenidos”.

Inconvenientes:

Los principales inconvenientes, en cambio, vienen dados cuando abres una página directamente sin asignarle un perfil de administrador (no es necesario tener un perfil en Facebook para abrir una página, aunque tenerlo facilita mucho el trabajo). O sea, una persona física real que administre la página desde su cuenta personal pero sin que su nombre se refleje en la página si este no lo desea. Los inconvenientes principales son:

  • No se puede enviar invitaciones de seguimiento a perfiles: solo si administras la página desde un perfil puedes hacerlo.
  • No se puede hacer seguimiento de otras páginas: igualmente, sin un perfil que maneje la página, seguir a otras páginas es imposible.
  • Interacción cero con el usuario fuera de la página: en realidad, es una ventaja pero puede ser percibida como inconveniente por algunas empresas o marcas “invasivas”, o sea, aquellas que no tienen límites a la hora de anunciar (que haberlas, haylas). El usuario seguidor (o fan, o como se le quiera llamar) tiene protegida su información y el administrador de la página no puede publicar nada en su muro. Eso sí, el perfil sí puede publicar en la página, con lo que toda la información nos aseguramos de que no salga de ahí, del mismo muro de la página.
  • No se puede acceder al nombre de los seguidores: si tienes curiosidad por saber qué personas te siguen, sin un perfil administrador no podrás. Es otra ventaja más para los usuarios de perfil pero otra desventaja para las empresas “curiosas”.

Lamentablemente, en esta ocasión no podemos decirte “tú decides”, ya que Facebook no dal tal opción. Así que no te lo pienses: incluso si eres autónomo y tu perfil es básicamente profesional, ábrete una página y deja tu perfil personal para las fotos de las vacaciones, de tus hijos o las bromas con tus amigos. Tus seguidores y tu privacidad te lo agradecerán.

Deja un comentario