• Suscribirse
Llámanos: 651591989

Noticias 140 Comunicació

Todos somos Juan Nadie

Juan Nadie (Meet John Doe). Stanwyck y CooperEsta semana, como la anterior, nuestra recomendación de películas relacionadas con el periodismo toca el tema de la mentira. Pero también habla de la bondad y de la fuerza de una comunidad unida frente a los abusos del poder. Amigos, esto es Juan Nadie (Meet John Doe), una magnífica y emotiva película de Frank Capra. Y, como nos pasó cuando os recomendamos Todos los hombres del presidente, aquí también hay elementos de la situación actual: la lucha entre los poderosos y los Juan Nadie, es decir, la mayoría de la sociedad; y también la oferta de los medios de comunicación, que camina a menudo por la cuerda floja entre la información y la búsqueda de la polémica y el espectáculo.

La película empieza con una periodista (Ann Mitchell, interpretada por Barbara Stanwyck) que es despedida del diario donde trabajaba, que ha sido adquirido por un magnate de los negocios que impone sus normas. Como artículo de despedida, Mitchell escribe una carta, firmada por un tal John Doe, donde explica su desesperación por haber sido despedido, y anuncia que, si nadie remedia la injusticia, se lanzará de la torre del Ayuntamiento el día de Navidad. Cuando todo el mundo pide conocer a Doe, el dueño del rotativo readmite a la reportera y le pide que busque a alguien que encarne al personaje. Lo hará Long John Willoughby (Gary Cooper), un antiguo jugador de béisbol que dejó de competir por una lesión.

La popularidad de John Doe -con el que la gente se identifica en su lucha por la justicia, y por pedir que los ciudadanos corrientes cuenten y se ayuden -crece enormemente. Él se va identificando con el personaje que interpreta -y con su discurso -y los poderosos intentan sacar partido de esa bolsa de adeptos a Juan Nadie que han aparecido por todo el país. Si queréis ver cómo se crea una estrella mediática, cómo unos escriben el mensaje y otros lo ponen en pie (hay mucha tradición de escritores de discursos políticos en Estados Unidos; y también de buena oratoria) y, sobre todo, saber si ganan la batalla los Don Nadie o sus antagonistas, no os perdáis esta película. Os dejamos una escena con uno de los potentes discursos de Doe. ¡Buen fin de semana cinéfilo!

 

Deja un comentario